LA TÉCNICA FUE PASO A PASO

 

 
1. PREPARACIÓN DE LA ZONA

 

 

La intervención se inicia generalmente a primera hora de la mañana. Se realiza el lavado del cuero cabelludo y el rasurado si procede del cabello a la longitud idónea para la intervención. El cabello a extraer siempre debe ser rasurado para poder introducirlo en el instrumental de extracción e injerto, pero si por condiciones particulares de un paciente no se puede rasurar todo el pelo, se puede dejar largo el resto del cabello y con este cubrir las zonas de extracción (Flaps).

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
2. ANESTESIA LOCAL

 

Se administra al paciente anestesia local en la zona donde se va a iniciar la extracción de folículos.

 

3. EXTRACCIÓN DE FOLÍCULOS

 

Se inicia la extracción de folículos uno a uno, que se van depositando en suero refrigerado para evitar el deterioro de la Unidad Folicular. Durante el proceso, mediante un contador digital ubicado junto al paciente, se van contabilizando una a una las Ufs que se extraen; Más tarde, nuestro equipo de control de calidad clasifica las UFs en función de su tamaño (1 cabello, 2 cabellos, 3 cabellos, 4 o más cabellos)  El ratio de extracción de folículos es de un 10 % por cada zona, y se realiza de forma aleatoria, con ello se consigue que los resultados de la extracción sean indetectables al mantener una densidad del 90%.

 

 
 
 
4. DISEÑO DE LA ZONA RECEPTORA

 

Tras completar la extracción de folículos se realiza el diseño de la zona receptora. Para ello se dibuja la distribución que se va a realizar de las unidades extraídas.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
5. FASE DE INJERTO DE PELO

Tras aplicar anestesia local en la zona receptora, el médico inicia la implantación de las Ufs mediante un instrumento denominado implanter, en el que estarán previamente colocadas por las instrumentistas de quirófano. El implanter sustituye al habitual bisturí, proporcionando un mejor trato al folículo y circunscribiendo la herida al área de inoculación del folículo, evitando complicaciones infecciosas y facilitando la cicatrización.

Terminada la intervención se dan las instrucciones oportunas al paciente sobre higiene, se prescribe algún analgésico y se le cita para revisión o bien para proseguir la intervención al día siguiente.

Pasadas 24 h de la intervención tan sólo se observa un leve enrojecimiento en las zonas tratadas, que desaparece pasados tres o cuatro días. Al mes se observa que ha desaparecido por completo toda señal de la intervención.

 

Pasados cuatro meses, se observa pelo corto donde antes no existía, un 50% de los cabellos han comenzado a crecer, otro 50% han entrado en fase Telogén y han desaparecido temporalmente.

A los 6 meses ha aumentado notablemente la densidad y fortaleza del cabello. Algunos pacientes ya han conseguido el 100% de los resultados a los 6 meses, otros los conseguirán a los ocho meses.

ClinicaSigma Madrid© 2018 Privacy Polic

                                            Aviso Legal

      Call & WHATSAPP & Viber                 +34 623 179 220

         +30 694 443 9680